¿Qué son las Competencias Transversales? Las Competencias Transversales son competencias transferibles entre empleos. Son lo que antes se describía como “experiencia”. Algunas personas las han etiquetado como “habilidades blandas” o “inteligencia emocional”.

No son competencias específicas de un trabajo o sector.

Un conjunto de competencias adquiere mayor importancia cuanto más relevante aparece en contextos muy diferentes. Las habilidades y competencias transversales son capacidades aprendidas y demostradas que suelen considerarse necesarias o valiosas para actuar con eficacia en prácticamente cualquier tipo de trabajo, aprendizaje o actividad vital. Son “transversales” porque no están relacionadas exclusivamente con ningún contexto concreto.

En este artículo vamos a repasar en profundidad qué son las competencias transversales para el empleo y en la educación. Pondremos algunos ejemplos de competencias transversales y cómo puedes aprovecharlas en tu currículum.

Qué son las Competencias Transversales. Definición y Ejemplos

¿Qué Son las Competencias Transversales?

La mayoría de los cursos de desarrollo de competencias se centran en las competencias “duras” o hard skills, funcionales o especializadas, adquiridas mediante la formación profesional o el desarrollo profesional continuo. Sin embargo, son las competencias “transversales” las que más demandan los empresarios. Son las competencias que ayudan a los trabajadores a adaptarse a los cambios a lo largo de su carrera. De hecho, la UNESCO llega a afirmar:

Las competencias transversales son cada vez más demandadas para que los alumnos se adapten con éxito a los cambios y lleven vidas significativas y productivas.

El reto al que se enfrentan los empresarios es que estas competencias suelen estar ocultas y son extremadamente difíciles de captar. Todos los trabajadores poseen estas habilidades en cierta medida, pero para algunos están más desarrolladas que para otros. Ser capaz de reconocer y auditar las competencias transversales existentes de los alumnos, y de crear estrategias para desarrollar aún más sus competencias, puede aportar enormes beneficios a una organización y a sus empleados.

Pero, ¿cuáles son las competencias transversales?

La UNESCO define las competencias transversales como:

Habilidades que suelen considerarse no relacionadas específicamente con un trabajo, tarea, disciplina académica o área de conocimiento concretos y que pueden utilizarse en una amplia variedad de situaciones y entornos laborales (por ejemplo, las habilidades organizativas).

Estas competencias también podrían denominarse “blandas” o “transferibles”, porque no son específicas de un sector o función laboral concretos. El término “transversal” se refiere a la forma en que estas competencias “atraviesan” diferentes tareas y funciones, como una línea transversal en geometría.

La UNESCO establece seis categorías de competencias transversales:

  • Pensamiento crítico e innovador
  • Competencias interpersonales
  • Competencias intrapersonales
  • Ciudadanía global
  • Alfabetización mediática e informacional
  • Otros

Otros ejemplos podrían ser la resolución de problemas, la comunicación, el trabajo en equipo y el liderazgo.

Un estudio realizado por el Foro Económico Mundial en 2020 reveló que un tercio del total de las competencias requeridas para la mayoría de los puestos de trabajo en los próximos 5 años serán competencias relacionadas con: el trabajo en equipo, la inteligencia emocional o las relaciones sociales.

Las competencias transversales son el resultado de combinar nuestras habilidades sociales y son comunes a distintos puestos de trabajo, aunque adopten formas diferentes según la empresa o el puesto concreto en el que se desarrollen.

¿Cuáles son las Ventajas de las Competencias Transversales?

Según las investigaciones realizadas por el Boston College, Harvard y la Universidad de Michigan, dedicar tiempo a la formación y mejora de las competencias transversales aumenta la productividad en un 12%. El Stanford Research Institute International es aún más categórico, al afirmar que el 75% del éxito en el trabajo depende de las competencias transversales. Sólo el 25% restante proviene del dominio de las habilidades técnicas.

Muchas fuentes reconocen el papel crucial de las competencias transversales en la digitalización. IDC (International Data Corporation) afirma que la automatización “llevará a los humanos a distinguirse de las máquinas invirtiendo en nuevos valores y habilidades como la imaginación, la creatividad y la empatía”.

Por su parte, la Academia Oxbridge sostiene que, gracias a la tecnología, disminuirán las tareas que requieran habilidades duras, mientras que surgirá la importancia de las habilidades blandas. A este respecto, cita un estudio de Deloitte Access Economics, según el cual dos tercios de los puestos de trabajo se basarán en competencias transversales de aquí a 2030.

Los informes más recientes elaborados por LinkedIn revelan un aumento de la demanda de competencias interdisciplinares en un mundo laboral en el que hay que hacer frente diariamente a cambios rápidos e imprevisibles.

Por eso es esencial que desarrolles y mejores tus competencias transversales. En última instancia, esto sólo puede reportarte beneficios como:

  • Mejora de tu empleabilidad: las competencias transversales son ya una de las principales áreas de evaluación en las entrevistas de trabajo.
  • Trabajo en equipo: las competencias transversales, como la inteligencia emocional, el liderazgo y la toma de decisiones, se consideran clave para una buena comunicación y un entorno de colaboración.
  • Ventaja competitiva: un profesional polifacético con, por ejemplo, competencias tecnológicas o de comunicación tiene un perfil diferenciador que le sitúa a la vanguardia de la actual automatización y digitalización de los puestos de trabajo.
  • Adaptación rápida: estas competencias pueden transferirse a diferentes situaciones y puestos de trabajo, lo que proporciona a los trabajadores una mayor capacidad de respuesta en sus tareas.
Cursos de Competencias Transversales

Centros Colaboradores de UAIII con Formaciones en Competencias Transversales

Competencias Transversales Basadas en Valores, Experiencias y Personalidad (Soft Skills)

Las soft skills o habilidades blandas son cualidades como la escucha activa, el trabajo en equipo, la creatividad, la resiliencia y la capacidad de aprendizaje, entre otras, que son importantes para el desempeño profesional actual y futuro.

Estas competencias son transversales a la carrera profesional, y es muy interesante adquirirlas para aumentar las posibilidades de ser seleccionado y mejorar el futuro profesional.

Se trata de un concepto que ha ganado terreno en el sector laboral en los últimos años, a medida que ha aumentado la concienciación social.

Tipos de habilidades blandas transversales

Las habilidades blandas pueden dividirse en las siguientes categorías:

Habilidades personales

Son las habilidades que definen la personalidad de una persona y la hacen única. Algunos ejemplos de competencias transversales personales son la motivación, la curiosidad, la resiliencia, el compromiso, la confianza en uno mismo, la capacidad de pensar y la gestión emocional.

Habilidades sociales

Estas habilidades se refieren a la forma en que las personas se relacionan e interactúan con los demás. Algunos ejemplos de competencias transversales sociales son la comunicación, la empatía, el trabajo en equipo, el liderazgo y las habilidades de pensamiento crítico.

Habilidades metodológicas

Por último, las competencias metodológicas se refieren a las distintas formas de trabajar y afrontar los retos. Algunos ejemplos de competencias transversales metodológicas son las capacidades analíticas, de resolución de problemas, de organización y de negociación, entre otras.

Las Competencias Transversales Blandas más Demandadas por las Empresas

En la empresa se valorarán todas las habilidades relacionadas con la productividad, la motivación, la empatía, el pensamiento crítico, la ética del trabajo, la positividad, la adaptabilidad o la visión de la empresa. Estas competencias se valoran en el proceso de selección porque indican intereses profesionales relevantes para el futuro de la empresa.

Aunque todas son importantes, estas son las 10 competencias transversales blandas que serán más importantes en los próximos años:

Pensamiento analítico

La capacidad de investigar problemas y encontrar soluciones con eficacia y rapidez es una habilidad cada vez más buscada y valorada por las empresas.

El pensamiento analítico implica detectar patrones, intercambiar ideas, observar e interpretar datos, sintetizar nueva información, teorizar y tomar decisiones basadas en factores y preferencias.

También implica identificar procesos o servicios que puedan mejorarse o innovarse.

Aprendizaje activo y estrategias de aprendizaje

Esta habilidad suele denominarse “aprender a aprender”. Como todos los sectores se ven afectados por el progreso tecnológico, es imprescindible que los trabajadores tengan la capacidad de aprender continuamente para adaptarse al cambio.

Resolver problemas complejos

Las empresas se enfrentan cada día a una gran variedad de problemas, algunos de los cuales pueden resolverse utilizando la tecnología y la inteligencia artificial, y otros no.

Por eso necesitamos expertos que sepan enfrentarse a problemas complejos para sugerir las soluciones más adecuadas, cuestionar la información que recopilamos y definir nuestros planes de acción.

Pensamiento crítico

Es esencial que los trabajadores sean capaces de analizar los hechos para desarrollar una comprensión profunda de los problemas y las cuestiones. Esto significa que pueden procesar y organizar hechos, datos y otra información disponible para identificar problemas y desarrollar soluciones adecuadas.

Creatividad

La creatividad implica desarrollar ideas, métodos o productos nuevos y únicos que trasciendan las formas convencionales de pensar y actuar. Esta capacidad te permite superar retos y enfrentarte a situaciones difíciles que nunca antes habías tenido que afrontar. Por eso la creatividad es la competencia transversal más buscada en la era post-coronavirus.

Liderazgo

El liderazgo es una habilidad relacionada con la capacidad de influir en los demás, dirigida a motivar y facilitar la participación más que a controlar o manipular. Esta influencia depende de la creación de confianza, que es esencial para el desarrollo de los grupos de trabajo.

Competencias digitales

La tecnología está haciendo que las empresas sean más productivas y competitivas. Por tanto, es importante facilitar la formación de los trabajadores en competencias digitales para garantizar que los dispositivos y soluciones tecnológicos se utilicen correctamente y se integren en los procesos de trabajo.

Estas competencias transversales son esenciales en el proceso de digitalización de las empresas, tan crucial hoy en día.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de recuperarse de contratiempos, retos y cambios inesperados y recuperar sentimientos positivos hacia uno mismo y hacia los demás. Es, sin duda, una habilidad clave que dará a las empresas una ventaja competitiva en la cuarta revolución industrial.

Capacidad para soportar el estrés

La resiliencia al estrés significa ser capaz de soportar la presión y la incertidumbre sin tener una actitud negativa hacia nosotros mismos o hacia los demás.

Esta capacidad nos permite ser más flexibles para adaptarnos a cambios de planes de última hora y a situaciones nuevas.

Innovación

La capacidad de pensar determina la forma en que las personas comprenden y evalúan las situaciones. También es importante para generar perspectivas coherentes y racionales que conduzcan a la resolución eficaz de problemas y a la generación de nuevas ideas.

Competencias Transversales Basadas en el Conocimiento (Hard Skills)

Hay otras competencias transversales que no dependen tanto de tus capacidades innatas, valores o experiencia como de tus conocimientos: son las llamadas competencias duras o hard skills.

Las competencias técnicas son competencias adquiridas a través de la formación y la experiencia. Estas habilidades constituyen la base de nuestro valor como expertos en un campo determinado y, junto con nuestras habilidades blandas, construyen nuestro perfil profesional.

Las habilidades duras pueden ser muy variadas, dependiendo del trabajo que desempeñes, pero por poner dos ejemplos de competencias transversales de este tipo, elegimos el inglés y las habilidades ofimáticas. No es que las empresas las valoren más o menos por su importancia, pero son imprescindibles y, en la mayoría de los casos, se da por hecho que las tienes y pueden ser totalmente excluyentes en un proceso de selección. Por eso no hay que pasar por alto la formación en competencias basadas en el conocimiento.

Como las anteriores, son habilidades que debes tener en cualquier trabajo, pero son habilidades técnicas o conocimientos que puedes adquirir en muy poco tiempo.

Competencias Transversales para el Empleo

Las Competencias Transversales Duras más Demandadas por las Empresas

Programación

El desarrollo de software es sin duda uno de los campos más avanzados de los últimos años. De hecho, como señala un informe de la consultora Reclut, la demanda de programadores y desarrolladores web expertos en codificación back-end y front-end aumentará un 30% este año.

Así que, si tienes conocimientos de desarrollo de software y estás especializado en uno de los lenguajes más demandados, como Java, JavaScript, Python o C++, podrás trabajar en cualquier parte del mundo.

Inteligencia artificial

Según el último informe de LinkedIn sobre Nuevos Empleos en EE.UU., el empleo más demandado es el de especialista en inteligencia artificial (IA), con una tasa de crecimiento anual del 74%.

La cuarta revolución industrial, o Industria 4.0, continúa su imparable camino hacia el futuro, introduciendo la IA como actor clave. Esto requiere expertos con conocimientos técnicos en aprendizaje automático, ciencia de datos, inteligencia artificial y lenguajes de desarrollo como Python y R.

En los últimos tiempos, es innegable que un curso de ChatGPT es imprescindible para cualquiera que desee destacar en su currículum.

Cloud computing

El 92% de las empresas ya han adoptado una estrategia multicloud, combinando el almacenamiento en la nube pública con nubes híbridas y privadas.

A medida que se generaliza el almacenamiento en la nube, la necesidad de profesionales con experiencia en la gestión y administración de infraestructuras en la nube sigue creciendo año tras año.

Si tienes las aptitudes interdisciplinares asociadas a ser consultor de estrategia en la nube, arquitecto de la nube o planificador de servicios en la nube, tienes acceso a uno de los 446.000 nuevos puestos de trabajo que se crean en este sector cada año.

Blockchain

Una de las tecnologías más avanzadas desarrolladas en los últimos años es blockchain. El motivo no es sólo su flexibilidad, sino también la seguridad y fiabilidad que ofrece.

Blockchain ha sido anunciada como una de las tecnologías que transformarán el futuro de la información.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que uno de los últimos informes de LinkedIn destaque las competencias transversales tecnológicas relacionadas con blockchain como las más demandadas en los últimos años.

En los próximos años, habrá cada vez más profesiones, como programadores de blockchain, analistas de viabilidad técnica y arquitectos de blockchain en todos los sectores, como las finanzas, la sanidad, la automoción, la energía, los productos agrícolas, la alimentación, …

Un Curso de Fintech, Blockchain y Criptomonedas es ideal para desarrollar esta competencia transversal tan demandada.

Ciberseguridad

La criptografía y la ciberseguridad serán unas de las áreas tecnológica de más rápido crecimiento en 2025, superando incluso a la computación en nube, el Internet de las Cosas (IoT) y los macrodatos, según el Informe elaborado por el Foro Económico Mundial.

Es más, según un informe del Consorcio de Sistemas de Internet (ISC), hay una clara escasez de profesionales con conocimientos técnicos relacionados con la ciberseguridad.

Idiomas

En medio de un mundo digital lleno de nuevas tecnologías que revolucionarán el futuro, no se puede ignorar una de las competencias transversales técnicas más comunes: los idiomas.

El 35% de todas las ofertas de empleo en los últimos años requerían el dominio de al menos un idioma, y cuando se trate de contratar a recién licenciados, este porcentaje aumentará hasta el 60%.

En el mundo globalizado de hoy, el inglés sigue siendo la lengua más solicitada en el lugar de trabajo. Sin ir más lejos, el 89% de las ofertas de empleo que requieren idiomas exigen que los candidatos hablen inglés. Le siguen el francés (15%), el alemán (12%), el italiano (4%) y el portugués (3%).

Análisis e interpretación de datos

Los empleos de big data y ciencia de datos encabezan la lista de los empleos más demandados en la actualidad, según el informe EPyCE de la Asociación de Directores de Recursos Humanos (AEDRH).

Adquirir las competencias transversales técnicas más valoradas en el mercado laboral es una excelente forma de avanzar en tu carrera. Sin embargo, saber presentarlas de forma clara y concisa en tu CV también es muy importante para aumentar tus posibilidades de conseguir el trabajo que deseas.

La forma más adecuada de demostrar tus conocimientos técnicos es presentar un diploma o certificación obtenidos mediante formación. Como por ejemplo, contar con un Curso de Power BI en tu CV.

Sin embargo, no es necesario enumerar todas las competencias técnicas que posees, ya que los profesionales de recursos humanos saben qué competencias técnicas posees gracias a esta cualificación.

Competencias Transversales para el Empleo

Las competencias transversales son cruciales a la hora de contratar a un empleado, por eso hay que tenerlas en cuenta durante las entrevistas de trabajo.

Las ventajas de contar con un equipo que domine estas competencias transversales son tres:

Conocer las necesidades de la plantilla

Gracias a competencias transversales como el trabajo en equipo, el desarrollo de la comunicación y la empatía, podrás conocer con mayor precisión las necesidades de tu equipo, no sólo utilizando diferentes métodos (observación, encuestas, etc.), sino también gracias a los propios trabajadores, formados en estas competencias, que crearán (o utilizarán) canales formales para comunicar todas estas necesidades a sus superiores.

Mejorar el trabajo en equipo

Al desarrollar y contratar personal con competencias transversales, como liderazgo y toma de decisiones, aportarás beneficios directos a la forma en que tus empleados se relacionan entre sí. Además de los conocimientos de gestión de equipos en puestos directivos, los empleados en puestos de menor responsabilidad necesitan desarrollar su proactividad, lo que optimizará los procesos de trabajo gracias a una comunicación más fluida. Por ejemplo, a la hora de organizar un evento para el lanzamiento de un nuevo producto, además de contar con un perfil directivo encargado de las decisiones estratégicas (lugar, momento, elementos necesarios para el evento, etc.), es muy útil tener una visión detallada de los perfiles que se han encargado del desarrollo de dicho producto (usabilidad, puntos fuertes y débiles, etc.).

Mejorar la productividad de la empresa

En este sentido, son muy importantes las competencias transversales, como la planificación y organización del tiempo, la resolución de problemas y la gestión del aprendizaje. Se trata de un elemento clave. Para mejorar el nivel de productividad de una empresa, todos los empleados deben optimizar los flujos de trabajo, ser lo más autónomos posible en la resolución de problemas y ser capaces de detectar sus puntos débiles para poder formarse en torno a ellos.

Y esto es sólo un resumen. Los beneficios de las competencias transversales en el día a día de una empresa son innumerables.

Competencias Transversales en tu Currículum

Sin duda, las competencias transversales ya forman parte indiscutible de lo que las empresas consideran el perfil profesional de sus empleados actuales y futuros.

Es necesario que empiece a identificar (y sobre todo a destacar) tus puntos fuertes en este tipo de competencias. Esto es tan importante como destacar en tu CV tu formación universitaria o tu experiencia profesional.

Si estás buscando trabajo, tienes que averiguar qué habilidades son las más relevantes para el puesto al que optas. Una vez que sepas lo que busca una empresa, puedes elaborar tu lista de competencias e incluir competencias transversales.

Si aún no lo has hecho, es el momento de analizar las competencias más demandadas en tu sector y estudiar cómo puedes sacar el máximo partido a tus competencias transversales.

Deberías incluirlas en el apartado “aptitudes” de tu CV e intentar destacarlas.

¿Eres universidad hispanohablante?, súmate al círculo de universidades UAIII.

Más alumnos, más presencia, una universidad más colaborativa.

Esperamos que hayas disfrutado nuestra publicación: Qué Son las Competencias Transversales